miércoles, 7 de diciembre de 2011

Teatro medieval - Teatro profano

Fresco dramático.
Como sabemos, durante el Siglo XIV, el teatro se emancipó del drama litúrgico para representarse fuera de las iglesias especialmente en la fiesta del Corpus Christi y evolucionó en ciclos que podían contar hasta con 40 dramas.
Aunque existe la duda en que similares a los dramas litúrgicos, los ciclos nacieron de una forma independiente.

Eran producidos por una comunidad cada 4 ó 5 años.
Las representaciones podían durar desde 2 días hasta cuatro o cinco años.
De la producción de cada obra se encargaba un gremio que intentaba que el tema estuviera relacionado con su ocupación; así los carpinteros podían escenificar una obra sobre Noé.
Estructura del Teatro Medieval Profano.
Como los intérpretes eran en su mayoría aficionados y analfabetos, las obras eran escritas en forma de copla de fácil memorización; no conocemos ningún dramaturgo.
Fieles a la visión medieval del mundo, la precisión histórica no tenía importancia y la lógica causa-efecto tampoco era respetada.

La puesta en escena empleaba un realismo selectivo. Estaban llenas de referencias locales y temas populares; se pensaba poco en el tiempo y la distancia, como ocurría en el teatro medieval religioso.
El vestuario era la vestimenta propia de la vida de la época.

Los que se pudiera tratar de modo realista se escenificaba con la mayor autenticidad posible, se han documentado numerosos ejemplos de actores que casi morían al representar crucifixiones excesivamente realistas o de otros que al interpretar demonios sufrían graves quemaduras.
También utilizaban un trapo rojo para separar en dos partes el escenario para representar el Mar Rojo.
Después de rasgarlo se lanzaba sobre los actores que representaban a los egipcios  para sugerir que eran cubiertos por el mar.
Cada vez que era posible, se utilizaban elementos populares y espectaculares, por lo que la boca del infierno se convertía en un gran despliegue mecánico y pirotécnico.
Al público no le molestaba la mezcla de lo real y simbólico.
A pesar de su temática religiosa, el teatro se consideraba como una forma de entretenimiento.

Había tres formas básicas de puesta en escena.
Teatro español
      +Inglaterra, uso de carrozas; el escenario se convirtió en móvil, parecido a la carroza de una cabalgata moderna, moviéndose de un lado a otro por toda la ciudad.
      +España, igual que el anterior pero con pequeñas variables de forma en la estructura, era más firme y grande.
        +Francia, empleaban escenarios simultáneos, se erigían varias mansiones, una a lado de la otra, y se levantaba una plataforma para el público.

1 comentario:

  1. el tema del cual tu estas hablando es sobre el Teatro Religioso no del Teatro profano.

    ResponderEliminar