martes, 4 de octubre de 2011

Teatro en el Antiguo Egipto

Osiris, deidad egipcia
Hay vestigios que demuestran la existencia de rituales y representaciones con carácter religioso pertenecientes a la cultura egipcia.
El tema principal que era abordado por los egipcios en sus representaciones eran era un drama que narraba los últimos momentos de la vida de Osiris, su muerte y resurrección.

Al igual que Egipto, Grecia también inició con este tipo de representaciones de adoración que sirvieron como base a lo que hoy conocemos como teatro; con los griegos la representación teatral ya es más formal y ya nace propiamente esta arte.

En cada festividad dedicada a Osiris organizada por los sacerdotes y nobles, se repetía una y otra vez la misma representación:

          +Osiris partía de su palacio, posteriormente algunos adversarios trataban de impedir su paso, tras esto se montaba su asesinato y finalmente la fiesta en la que Osiris reencarna en su hijo Horus y vence a sus enemigos.


Todo este pasaje, tenía una duración de 6 días, no podemos decir que había un escenario específico en el cual ocurrieran los hechos. Algunos elementos para la representación eran el uso de máscaras, tatuajes, estatuillas y pinturas.
 
Los vestuarios tenían un alto nivel de elaboración, al igual que la escenografía y se tenía un cuidado especial con respecto a la iluminación del lugar donde se llevaría a cabo el tributo a Osiris.
 
Este es un poco de los restos que tenemos por parte de los egipcios con respecto al arte dramático, una sola historia simbólica y representativa de esta civilización caracterizada por su gran variedad de divinidades y perfecta arquitectura. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario